PIENSO, LUEGO EXISTO: EL GOLPE DE GRACIA PARA LA FILOSOFÍA

Es fácil que alguien  lo suficientemente interesado por la filosofía, al leer la reseña que nuestro compañero Ricardo Nava hiciera del programa de la BBC, In Our Time, sintiera una especie de cosquilleo o de envidia sana y fantaseara acerca de la posibilidad de que algo parecido se hiciera en España. Pues bien, desde el pasado 18  de septiembre transita por nuestros televisores Pienso, Luego Existo, un programa de la televisión pública que “reivindica  la importancia de la reflexión crítica, del saber, de la filosofía como el arte de preguntar y de pensar en el mundo”. A simple vista la propuesta parece prometedora. Pero estas expectativas se verán defraudadas desde el mismo momento en el que se haya visto el primer programa.

Como primer escollo, la misma labor divulgativa del programa se ve puesta en entredicho por la absoluta carencia de orden interno. Los “pensadores “se van sucediendo, uno tras otro, sin orden ni concierto, tan pronto se nos habla del ser como límite como de la inteligencia creadora o de la drogas como impulsoras del pensamiento. ¿Qué idea puede llegar a formarse alguien lego en la materia acerca de qué cosa es la filosofía con esta colección doxográfica de opiniones? Pues más bien ninguna y no anda la cosa para la filosofía como para indefiniciones. Por ello decimos que aunque la intención del programa pueda ser la de divulgar la filosofía e impulsor del pensamiento crítico lo que supone en la práctica es su acta de defunción, el golpe de gracia al que nos quedamos esperando en otra entrada de este blog.

"Pienso, luego existo es una puerta al conocimiento íntimo y al conocimiento universal"

La perspectiva, desde la misma cabecera del programa, es psicologista y subjetiva. En este sentido la realización de Luis Carrizo no es neutra: el uso abusivo de los planos detalle, la elección intimista de los ambientes, la tendencia al soliloquio… todo ello dispuesto para que veamos como brotan las ideas de la cabeza de nuestros pensadores como Atenea emergió del cráneo de Zeus. Es la concepción de la filosofía como actividad puramente reflexiva, el pensador encerrado sobre sí mismo. Marina lo explica a la perfección al justificar por qué Descartes es su filósofo de cabecera “porque en realidad fue un jovenzuelo que estaba aburrido en una habitación, únicamente con una estufa (fuera hacia un frio que pelaba) y se dedicó a pensar y a ver cómo podía librarse de todos los prejuicios que había aprendido. Eso me parece la filosofía en estado puro”. Y, como el lector fácilmente puede comprender, no anda el patio como para mantener al filósofo en su torre de cristal. El programa centrado en Eugenio Trías es lo suficientemente ejemplificante sobre esta cuestión como para dejarla zanjada aquí.

Pero, aparte de lo dicho hasta ahora, cabe señalar otra tendencia autodestructiva más en nuestro programa de divulgación filosófica: la proliferación de pensadores éticos, de filósofos de la democracia y los valores. Desde esta perspectiva, la filosofía deviene en educación para la ciudadanía, en burda nematología de los valores democráticos. Y quien esté al tanto de cuál es la realidad de la filosofía en los planes de estudio se dará cuenta de que esta amenaza no es baladí, de que seguramente será por esta vía por donde termine muriendo la filosofía académica.

Metafísica o educación para la ciudadanía. Fácil elección: suicidio colectivo. Sólo hay que escoger el arma adecuada, no vaya a ser que fallemos en el intento y nos quedemos pensando toda la vida que la filosofía es lo que sale en un programa de la 2.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en PAPELERA DE PRENSA y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a PIENSO, LUEGO EXISTO: EL GOLPE DE GRACIA PARA LA FILOSOFÍA

  1. Pingback: NÚMERO TREINTA | EL PULIDOR DE CRISTALES

  2. Daniel Baquero dijo:

    Como lego un tanto prevaricador del buen lenguaje pregunto: ¿colección doxográfica de opiniones no sería una redundancia?
    A parte de eso mis aplausos. La filosofía como introversión, como burda masturbación mental de un yo y su razón, es una condena que será muy difícil de expurgar, pero no por ello hay que dejar de señalarla y amenazarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s