LA CURIOSA HISTORIA DE LA LOBOTOMÍA

La lobotomía se refiere comúnmente a toda clase de cirugías en los lóbulos prefrontales y frontales del cerebro, aunque propiamente consiste en la destrucción de las vías nerviosas sin extirpación (cuando existe extirpación entonces debe hablarse de lobectomía). La práctica de la lobotomía fue introducida en 1935 por el neurólogo portugués Egas Moniz para el tratamiento de la depresión severa. Originariamente se trataba de un procedimiento neuroquirúrgico que se llevaba a cabo en quirófanos hospitalarios con intervención de neurocirujanos y anestesistas.

De acuerdo con los propósitos de esta entrada, lo que resulta más interesante en el estudio de la lobotomía son las razones sociales que influyeron en la popularización de esta práctica como tratamiento psiquiátrico en Estados Unidos, de la mano de Walter Freeman.

Después de la IIGuerraMundial, los hospitales psiquiátricos estadounidenses se vieron desbordados por el gran número de soldados retornados con traumas severos. En 1946, la revista Life publicó un artículo en el que denunciaba las pésimas condiciones en las que se encontraban los enfermos mentales en las instituciones psiquiátricas del país (hacinamiento, camisas de fuerza, falta de higiene, etc.). Dicho artículo causó una honda impresión en la opinión pública porque la situación de los enfermos mentales recordaba a la de los prisioneros de los campos de concentración nazis. Es en este contexto en el que Freeman va a alumbrar la idea de aplicar la lobotomía como tratamiento psiquiátrico generalizado, con el fin de aliviar tanto el sufrimiento de los enfermos mentales, que simplemente estaban recluidos sin recibir ningún tratamiento que mejorara su situación, como la carga económica que suponía el sostenimiento de las instituciones psiquiátricas públicas, cada vez más repletas. Para poder realizar la lobotomía a gran escala, era necesario simplificar el procedimiento original, que debía ser realizado por neurocirujanos y anestesistas en quirófanos, siendo el caso que la mayoría de asilos, a pesar de recibir la denominación de hospitales psiquiátricos, no contaban con tales recursos humanos y materiales. Por ello Freeman desarrolló la técnica de la lobotomía transorbital, para la que se utilizaba un simple picahielos. Se trataba de una técnica portátil, fácil, barata, rápida y que no requería internar al paciente. Freeman empezó a viajar por todo el país instruyendo a los psiquiatras en el procedimiento de la lobotomía transorbital, siendo muy bien recibido tanto por estos como por los administradores de los hospitales psiquiátricos, que veían en él una forma de solucionar sus problemas. De esta manera la práctica empezó a extenderse de forma tal que se pasó de 150 operaciones en1945 a más de 5000 en 1949.

Por su parte, los pacientes (o sus familiares), pese a la constancia de que se habían producido algunas muertes por hemorragia cerebral a causa de la operación, y de que se habían descrito efectos secundarios, aceptaron de buen grado dicho riesgo ante la alternativa de pasar prácticamente toda la vida encerrados sin ninguna perspectiva de mejora; la lobotomía por lo menos les ofrecía la posibilidad de aliviar su tormento y llevar una vida más tranquila, aunque ya no fuera como antes de enfermar.

A finales de la década de 1940 la lobotomía recibió la aceptación de la medicina convencional, que se plasmó en la concesión del Premio Nóbel de Medicina a Egas Moniz en 1949. Este hecho reafirmó a Freeman en su afán de implantar la lobotomía como tratamiento psiquiátrico general. Al principio, Freeman había concebido esta práctica como el último recurso en los casos más graves, pero, desde entonces, empezó a aplicarla de forma cada vez más masiva e indiscriminada.

La lobotomía de Freeman surgió en un contexto en el que no existían tratamientos alternativos, de forma que, en los casos de mayor sufrimiento mental, probablemente no podía dejar de presentarse como una solución válida, a pesar de sus consecuencias. Sin embargo, el gran problema de la lobotomía de Freeman era que “disparaba en la oscuridad”, sin verdadero conocimiento de lo que se estaba haciendo ni de las repercusiones en el comportamiento del daño cerebral irreversible que se infligía. En este sentido, los estudios realizados a mediados de la de la década de 1950, en los que se hacían seguimientos a largo plazo de los pacientes lobotomizados, revelaron que muchos no llegaban a abandonar siquiera las instituciones psiquiátricas, debido a que se quedaban en un estado vegetativo, y muchos de los que volvían a sus casas habían quedado incapacitados para la vida normal. Esto propició el surgimiento de una ola de críticas que denunciaron que la destrucción de una parte del cerebro nunca podría ser la manera de reestablecer la normalidad. Entre los críticos, los más vehementes fueron los psicoanalistas, que llegaron a calificar la lobotomía como “asalto brutal al cerebro”. No obstante, Freeman tenía respuesta para ellos: la situación de un paciente esquizofrénico que oyera voces nunca podría mejorar en lo más mínimo por medio del diálogo con su psicoanalista, mientras que él por lo menos podía aliviar su sufrimiento.

El final de la era de la lobotomía llegó con el desarrollo de la clorpromazina en 1954, (comercializada en Europa como Largactil y en Estados Unidos como Thorazina), fármaco que fue lanzado al mercado con el nombre de “lobotomizador químico”. Desde entonces el tratamiento con clorpromazina empezó a usarse en los psiquiátricos y la comunidad médica volvió la espalda a la lobotomía quirúrgica.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en METASCIENTIA y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA CURIOSA HISTORIA DE LA LOBOTOMÍA

  1. Pingback: NÚMERO VEINTIOCHO | EL PULIDOR DE CRISTALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s