¿SE PUEDE MALTRATAR A UN ANIMAL? II. EN RESPUESTA A UN COMENTARIO DE MIGUEL CARRERA.

Me he tomado la libertad de comenzar esta entrada con una idea que Miguel Carrera ha expresado en su comentario a la entrada anterior y que creo que puede ser clave para desarrollar un poco el tema que se había planteado. Así que cito a Miguel, con su permiso:

“La diferencia entre matar a un bebé y matar a un animal sin conciencia de sí mismo es que el primero la posee en potencia, la va a desarrollar aun cuando sufra malformaciones psíquicas, mientras que, en caso del segundo, la falta de autoconciencia forma parte de su idiosincrasia.”

Aquí Miguel Carrera pone el dedo en la llaga cuando dice que el bebé va a desarrollar una serie de características porque las tienen en potencia y que el hecho de que el animal no tenga autoconciencia forma parte de su idiosincrasia. Pero, ¿por qué sabemos que el bebé va a desarrollar esas características que tiene en potencia? Porque sabemos que el bebé es un individuo humano, un individuo de la especie humana, y que, como tal, desarrollará y adquirirá una serie de características, características que son propias de la especie. Hasta aquí, estamos de acuerdo Miguel y yo. El problema es que Singer no lo estaría, dado que, para él, las especies son una mera abstracción de la ciencia biológica, y lo único que existen son los individuos concretos. Singer adopta una postura nominalista radical: lo que hay son individuos y las especies son meros nombres. Desde el punto de vista de quien niega la realidad de las especies, deja de tener sentido hablar de características que se tienen en potencia y que se van a desarrollar en el futuro.

Así, lo único que existe son los individuos, porque como se ha dicho las especies no son reales y lo que hace que un individuo sea sujeto de la ética es que posea, en acto, determinadas características que se considera que exigen que nuestro trato con ese individuo se atenga a ciertas normas éticas. Por eso, cuando Miguel Carrera argumenta que el bebé posee esas características en potencia ya se está distanciando de Singer.

Si insisto tanto en la importancia de la especie humana como marco de referencia de la ética no es con la idea de defender una especie de ética con fundamento genético ni nada parecido. La única razón es expresar que el comportamiento ético se da entre personas, entre sujetos entre los que puede haber cierto grado de simetría. Cosa que no sucede con los animales. Los animales no son sujetos de la ética. Ahora bien esto no legitima el maltrato animal. De lo que se trata es de tener un “buen trato” con los animales, un trato lo más “racional” y “civilizado” posible.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en LOS MITOS DEL PRESENTE y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿SE PUEDE MALTRATAR A UN ANIMAL? II. EN RESPUESTA A UN COMENTARIO DE MIGUEL CARRERA.

  1. Ryle dijo:

    Hola. Me parece muy interesante el post pero me surgen algunas dudas:
    1/ ¿La idea de potencia no es metafísica? Se habla de “características que se tienen en potencia” pero dichas características no “se tienen” en ningún modo. Como bien dices, las tienen otros sujetos (de la especie, si se acepta ese criterio) y sabemos que esas características podrían darse algún día en el bebé. Pero el bebé las tendrá cuando se manifiesten, en el acto, si se quiere decir así, pero nunca antes. Decir que “se tiene algo en potencia” es cuando menos confusivo.
    2/ ¿Cómo basar la idea de autoconciencia en la especificidad biológica, es decir, en la biología? ¿La autoconciencia no es producto de un desarrollo histórico y social, con la progresiva aparición y asentamiento del lenguaje? Las características biológicas no determinaban, bajo ningún concepto, esta aparición. Ni el cerebro ni la disposición de las cuerdas vocales, ni nada por el estilo, hacía necesaria la aparición del lenguaje doblemente articulado. Más bien al contrario: es el uso lingüístico el que “empuja” y transforma el organismo (que una vez transformado parecerá haber estado siempre así, determinando el proceso).
    Los animales tienen conciencia de su cuerpo, como parte que es de la realidad. No tienen conciencia de ser un ego, un sujeto. Esa conciencia se da en los individuos humanos y es trascendente. Trasciende a la propia individualidad desde su origen ya que es fruto de relaciones simétricas y transitivas entre individuos y se lleva a cabo a través del lenguaje. Es antropológica, no biológica. La conciencia del propio cuerpo puede ser biológica pero la de ser una persona es antropológica, su fundamento no puede ser la especie sino el grupo y no tampoco cualquier grupo, sino alguno organizado de cierto modo y a cierto nivel histórico (con uso de lenguaje, que no “surgió” del cerebro, como defienden los Arsuagas de turno).
    La autoconciencia es conciencia social, cristalizada después a nivel individual, si se quiere, pero totalmente sostenida y determinada por aquella. Otra cosa es que, en una cierta época histórica (siglos XVIII-XIX, romanticismo, burguesía, idealismo, capitalismo, etc…) acabe degenerando en autoconciencia hiperpsicológica: cerrada en sí misma, henchida, enferma de sí y generadora de los llamados trastornos psicológicos, cuando intrínsecamente lo son (y no fruto de problemas neuroencefálicos).
    La cuestión es que no hacen falta “malformaciones psíquicas” (que no se muy bien qué es) para poner a prueba el desarrollo de la autoconciencia. Bastaría con que el niño quedara abandonado y a su suerte y lograra (quizá con la ayuda de otros animales) sobrevivir. Esto ha ocurrido en numerosas ocasiones, con los llamados niños ferales. Vete tú a preguntarles a estos niños por su autoconciencia (y cómo conocerla, sino con el lenguaje). A ver si saben quienes son. Quizá Tarzán, que en los primeros ejemplares de Burroughs, no sólo sabía quien era sino que, además, hablaba inglés a la perfección (suponemos que Chita fue un ejemplar profesor)
    Los términos que llevan “auto”, como sabéis, son muy engañosos, porque dan a entender una causa sui (en este caso de tipo específico-biológico) que no es tal.
    Saludos y felicitaciones por el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s