PASTOR Y AHMADINEYAD

El 15 de marzo Ana Pastor, la directora de Los Desayunos de TVE, entrevistó a Mahmud Ahmadineyad. La entrevista duró media hora y se retransmitió en directo desde Teherán. Cuando faltaban unos pocos minutos para que terminara, el velo de Pastor se deslizó y le dejó la cabeza descubierta. La imagen se propagó con rapidez por las redes sociales hasta el punto de que varios medios internacionales concedieron unas líneas al asunto. En España, la imagen iba acompañada de elogios a la valentía de Pastor, que trató a Ahmadineyad como a Esperanza Aguirre o a Alfredo Pérez Rubalcaba, es decir, sin permitirle que usara cómodamente su programa para recitar la salmodia consabida, aunque a la postre tampoco pudiera evitarlo. Durante unos días, la entrevista fue noticia y ella apareció en Buenafuente, participó en algún encuentro digital y en todas partes repitió en vano que el velo se le había caído sin que se diera cuenta y que lo importante eran las declaraciones de Ahmadineyad.

Al día siguiente, mientras la imagen salía al encuentro de todos  tanto en la televisión como en internet, Arcadi Espada escribió dos críticas en su blog tituladas “Los desvelos de Ana Pastor” (I y II). Un pequeño paréntesis. Los comentarios de Espada sobre la prensa del día siempre son interesantes: ayudan a reparar en aspectos que suelen pasar desapercibidos y, al estar argumentados, permiten afinar el juicio propio incluso yendo contra el suyo. Si descontamos algunos pasajes opacos –cuyo hermetismo decrece con la frecuentación del blog– y algunos amaneramientos –como las andanadas contra un ente amorfo al que llama “socialdemocracia”,  pero al que podía haber llamado “ajo puerro” sin que disminuyeran nuestra perplejidad o su precisión–, la lectura de Espada es un ejercicio de crítica que a menudo obliga a revisar las primeras impresiones. ¿Qué encuentra criticable en la entrevista? En primer lugar que la información obtenida es casi nula: lo que dice Ahmadineyad en realidad lo repite o entra dentro de lo previsible. En segundo lugar, que Pastor se sometiera a la humillación de llevar velo a cambio de tan poca cosa. En los párrafos finales, Arcadi Espada vierte la sospecha de que la caída del velo fue premeditada y basa su conjetura en la posición del pañuelo al principio de la entrevista y en un gesto fugaz. Él mismo califica las suposiciones de “malos pensamientos”, pero  una opinión que se sustenta en indicios cuya visibilidad depende tanto de quién los mira bien merece ser callada. Llega a escribir que el velo “le iba cayendo con gran lentitud”, cuando cualquier curioso puede comprobar que en realidad se mueve levemente en el minuto 2’16” y permanece en el mismo lugar hasta el minuto 22’20”. La segunda entrada es la transcripción de una entrevista a Jomeini en la que Oriana Fallaci se quita el chador llamándolo “estúpido trapo medieval” en respuesta a un comentario misógino del ayatolá.

La interpretación feminista del incidente es incomprensible salvo que se adopten las sospechas de Arcadi Espada. Me parecería exagerado convertir en activista a cualquier mujer iraní que se descubriera en público por accidente (por un enganchón o por un golpe de aire). En cuanto a la comparación con Fallaci, es cierto que en su caso se trata de un gesto voluntario y muy osado; no obstante, el contexto recomienda conectarlo antes con la descortesía del interlocutor que con sus convicciones sobre los derechos de la mujer. Se dirá que el ayatolá se refirió explícitamente a las mujeres, pero Fallaci conocía de antemano esas opiniones y no le impidieron vestir el chador hasta que Jomeini las formuló de modo grosero.

El quid de la cuestión está en otra parte. Espada establece una regla: cuanto mejor sea la información obtenida, más excusable es la concesión de Ana Pastor a llevar velo. Si la damos por buena, la resonancia de la entrevista adquiere tintes de auténtico misterio. Este es el resumen de lo que dijo Ahmadineyad: insistió en que los países que preparaban la intervención contra Gaddafi habían sido hasta hace poco sus mejores valedores, aludió a la visión colonialista de occidente y a sus consecuencias nefastas en Afganistán e Iraq, comparó la lucha antiterrorista española con la censura y la persecución de su gobierno a los disidentes, criticó la influencia sionista en los Estados Unidos, afirmó que los europeos eran menos libres que los iraníes, porque estamos controlados por partidos obedientes a una oligarquía discreta, y puso el broche expresando sus deseos de paz universal y de entendimiento mutuo entre España e Irán. En suma, las manías habituales y un par de disparates sobre España y Europa. Nada que se salga del guión. Por otro lado, Ahmadineyad no se tomó muy en serio la entrevista: contestó cuando quiso y lo que quiso.

Reconozco la valentía de Ana Pastor: le plantó cara cuando equiparó la política antiterrorista a la represión política y  no tuvo empacho en preguntarle sobre la oposición, los homosexuales y las lapidaciones. Sin embargo, el resultado fue muy pobre. Resulta injusto que se la conozca por esta entrevista. Cada día dirige de manera excelente Los Desayunos y le debemos alguna de las mejores entrevistas a políticos españoles. Cuando pregunta no es un micrófono a merced de la propaganda de turno y es ella la que conduce la conversación. Lo que ocurre es que aquí un político debe dar la cara ante un público informado con varias versiones y no puede escurrir según que bultos sin que Pastor les haga reconocer tácitamente que los escurren por algo. El mayor mérito que podemos conceder al asunto del velo es que aumente la audiencia de Los Desayunos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en PAPELERA DE PRENSA y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a PASTOR Y AHMADINEYAD

  1. Daniel Baquero dijo:

    “…pero al que podía haber llamado “ajo puerro” sin que disminuyeran nuestra perplejidad o su precisión”.
    ¿Alguien más grito: “bravo”, al leerlo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s