MINUTOS DE FILOSOFÍA

Mi abuelo tenía una memoria portentosa, un don que se conjuraba con los almanaques para que recibiéramos nuestra buena dosis anual de aforismos. Podían aflorar en mitad de una anécdota o venir a nuestro encuentro cuando se trataba de un hallazgo reciente cuya difusión no admitía demora. Haciéndose eco de una tradición todavía viva, solía presentarlos como “minutos de filosofía”. Quizá venga de ahí la expresión “filosofía de almanaque”, muy útil para despachar a esos profesores que en lugar de labios tienen comillas y escupen citas a intervalos regulares, como si fueran grifos mal cerrados. Platón dejó claro que la filosofía aforística no era filosofía (Menón 98a): por muy bellas que sean las proposiciones verdaderas, sirven de poco cuando aparecen desconectadas de sus fundamentos. Aún así, los aforismos pueden ser útiles como tesis condensadas o como fórmulas mnemotécnicas.

Otra cosa es sugerir que las citas, por sí mismas, contienen un cuerpo de doctrina oculto, como si fueran escotillas por las que se accede a un submarino que se extendiera bajo la superficie. Nietzsche llega a sugerir que amplios segmentos de la filosofía son paráfrasis toscas de la poesía clásica. No diré que es una opinión extendida, pero yo mismo he tenido que discutirla en más de una ocasión. Propondré un ejemplo por si se encuentra entre nuestros lectores algún partidario de esa tesis. He elegido un poema brevísimo de Valente que se puede asimilar sin problemas a un aforismo: “BORRARSE. / Sólo en la ausencia de todo signo se posa el dios”. Si ese posarse lo interpretamos como una iluminación mística, el poema puede interpretarse como la divisa del asceta que, a través de la meditación y la extirpación de la sensualidad, aspira a fundirse con dios. La aniquilación de los pensamientos y el despojo de la propia individualidad a favor de la comunión con el todo constituirían el auténtico significado de “borrarse” y explicaría la necesaria “ausencia de todo signo”. Si bien las palabras soportan esta interpretación, sería abusivo pensar que emana de ellas como la única imaginable. El vector de la interpretación va de las doctrinas ascéticas al poema y no al revés: el hecho de que una nube nos evoque la silueta de un caballo se debe a que antes de ver esa nube habíamos visto cientos de caballos (si no al trote, en el estampado de unos calcetines).

¿Qué quiero decir con eso de que los aforismos pueden servir como tesis condensadas? Como acabamos de ver, una doctrina se puede proyectar sobre una cita de manera que una de sus interpretaciones posibles resulte privilegiada. A partir de ese momento, la cita puede funcionar como una abreviatura. Así, cuando Bueno cita a Voltaire y dice que “en geometría no hay sectas”, suena de fondo la Teoría del Cierre Categorial: las ciencias construyen identidades sintéticas acerca de las cuales no cabe discrepar; en otras palabras, las verdades científicas se entienden o no se entienden, quien discrepa del teorema de Tales se pone en ridículo. Y cuando cita a Benedetto Croce, “pensar es pensar contra alguien”, pone de relieve el carácter dialéctico que caracteriza la crítica filosófica, en la que una tesis debe defenderse tras descartar las alternativas y, a veces, fundándose apagógicamente en ese descarte como su único fundamento.

Como despedida voy a usar un aforismo de Lichtenberg. Es útil para ilustrar la falacia que achaca cualquier crítica a un defecto intelectual del interlocutor. Los artistas y los agraciados con un don sobrenatural recurren con frecuencia a su variante perceptiva: si alguien se pitorrea de un tiburón en formol o de los poderes de una médium es porque padece una falta incorregible de sensibilidad. Vamos con él: “Un libro es como un espejo: si se asoma un mono, no puede esperar que se refleje un apóstol”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MISCELÁNEA y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a MINUTOS DE FILOSOFÍA

  1. Pingback: NÚMERO DIECINUEVE | EL PULIDOR DE CRISTALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s