Infodemias

Leyendo El fin de la educación, de Pablo Huerga Melcón, me topé con la palabra “infodemia”, desconocida para mí. Sin haberla escuchado ni leído nunca, es fácil deducir que su significado tiene que ver, por lo menos, con otras dos palabras: “información” y “epidemia”, y que se inserta en el contexto de las sociedades actuales, en las que los medios de comunicación tienen un enorme poder.

En su libro, Pablo Huerga menciona a Xavier Sala. Si ponemos en Google “Xavier Sala infodemia”, lo primero que aparece es un artículo del mencionado autor publicado en La vanguardia en el año 2005. En ese artículo, Xavier Sala explica que vivimos en un mundo en el que los medios de comunicación, con su necesidad de publicar desastres telegénicos, esto es, desastres que puedan tener “buena presencia” en televisión, deciden qué es una catástrofe y qué no, e incluso se inventan calamidades que acaban teniendo consecuencias catastróficas, y todo ello lo hacen con total impunidad. Las infodemias son, pues, pseudoproblemas, alimentados por los medios de comunicación, que mantienen en vilo a la población y que tienen consecuencias no sólo a nivel individual, de los ciudadanos como consumidores, sino también a nivel político y económico.

Xavier Sala cita varios ejemplos de infodemias, entre ellos el pánico que se generó con la gripe aviar y el miedo a las antenas de telefonía móvil. Hoy, podríamos hablar de la gripe A y del cambio climático como ejemplos de infodemias.

He de ser honesta y decir que no he dedicado mucho tiempo a buscar información sobre este término ni sobre Xavier Sala. A modo de cotilleo, se puede mencionar que Xavier Sala es un barcelonés nacionalizado estadounidense. Pero detalles aparte, con esta declaración lo único que pretendo es cubrirme las espaldas, pues cualquiera que lea esta entrada y conozca al autor o el término puede considerar que esto que yo escribo aquí es una tontería. Lo que no es ninguna tontería es la cuestión de fondo, a saber, el enorme poder que los medios de comunicación tienen sobre eso que se llama “opinión pública”. Una de las formas de caracterizar la sociedad actual es como “sociedad de la información”. El problema, como todo el mundo sabe, es que, en función de lo que tengamos que informar, es muy difícil, o prácticamente imposible, ofrecer una información aséptica. Lo único que nos puede librar de la infección informativa es conocer mínimamente las fuentes para poder vislumbrar, aunque sea en un grado muy bajo, qué hay detrás de eso que se nos presenta tantas veces como información objetiva y veraz.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MISCELÁNEA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Infodemias

  1. Pingback: NÚMERO DIECINUEVE | EL PULIDOR DE CRISTALES

  2. pablo huerga dijo:

    Gracias por hacer referencia a mi libro. Espero que te haya gustado. Un saludo, Pablo Huerga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s