A PROPÓSITO DE UNA TEORÍA DARWINISTA DE LA BELLEZA

Siguiendo la recomendación de nuestro compañero Ricardo Nava en el número anterior, Blanca y yo visitamos la página web http://www.ted.com/ y reparamos en la conferencia “A Darwinian theory of beauty” de Denis Dutton, profesor de Filosofía de la Universidad de Canterbury, Nueva Zelanda.

En su conferencia, Dutton propone una teoría darwinista de la belleza y del arte.

En primer lugar, aborda el tema de la belleza. El punto de partida es la crítica de las dos teorías de la belleza más extendidas: la que afirma que la belleza está en el ojo del espectador (subjetivismo), y la que sostiene que los valores estéticos dependen del marco cultural y son compartidos, en lo esencial, por los sujetos pertenecientes a la misma cultura (culturalismo). Frente a ambas, Dutton defiende la tesis de que la experiencia de la belleza es universal, debido a que está arraigada en la psicología humana como resultado de la evolución de la especie. El “truco” de la evolución habría sido hacer que ciertas cosas beneficiosas para la supervivencia apareciesen como bellas a los ojos del sujeto, de modo que ejerciesen sobre él una atracción y le aportasen un placer por el mero hecho de contemplarlas. Este sería el origen de los valores estéticos asociados a los objetos naturales.

En segundo lugar, Dutton aborda la cuestión de la belleza en el contexto del arte. El trasfondo de la explicación sigue siendo el mismo, pero ahora se apela, en concreto, a la teoría darwinista de la selección sexual. Según Dutton, las primeras manifestaciones artísticas, que se remontan a 1.4 millones de años, son las hachas achelenses, atribuidas al Homo erectus y al Homo ergaster. La interpretación del sentido de las hachas achelenses como objetos artísticos es controvertida, puesto que lo más habitual es considerarlas como instrumentos para la caza y el despiece. Las razones que aporta Dutton a favor de su teoría son la ausencia de desgaste en el filo de las hachas, el gran tamaño de algunas de ellas, que las haría poco manejables, la simetría que presentan, y la meticulosidad que requiere su fabricación. Según Dutton, del mismo modo que el pavo real despliega su cola para atraer a la hembra, el homínido diestro en la talla de estos objetos ejerce una atracción sobre las hembras del grupo (se da por hecho que los fabricantes son machos) y tiene mayor éxito reproductivo. Lo que atrae a las hembras es la belleza del objeto “bien hecho” y las destrezas requeridas para su fabricación. En adelante, los objetos artísticos proliferarán por su vinculación con el éxito reproductivo. Pero la belleza no quedará restringida al ámbito de los objetos artísticos, sino que se extenderá al ámbito de las acciones humanas y de los objetos culturales en general (la diferencia entre objeto artístico y objeto cultural Dutton la da por supuesta). En todo caso, el criterio de belleza seguirá siendo el mismo: lo bello es lo que está “bien hecho” y ejerce una atracción en quien lo contempla, en la medida en que manifiesta las habilidades y destrezas de quien lo ha fabricado o ejecutado.

Hasta aquí el resumen del contenido de la conferencia. A continuación os dejamos planteadas una serie de cuestiones que pretenden apuntar hacia los aspectos problemáticos de la teoría de Dutton. Invitamos a la reflexión y nos despedimos hasta la siguiente entrada, en la que abordaremos estas cuestiones.

– ¿Existen realmente los universales estéticos? De ser cierto que existen, ¿pueden explicarse por su arraigo bio-psicológico? ¿No habría que ensayar, antes, una explicación de carácter histórico-difusionista?

– ¿No se sigue de la explicación de Dutton sobre el origen de los valores estéticos asociados a los objetos naturales que también los animales poseen una dimensión estética? Pero, ¿acaso la estética no es una dimensión exclusiva del hombre?

– ¿Es correcta la interpretación que hace Dutton de las hachas achelenses como objetos artísticos?

– ¿Qué recorrido real puede tener una teoría que vincula, de forma esencial, el reconocimiento de la belleza en el terreno del arte, la cultura y la acción humana con la selección sexual?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en A HOMBROS DE PLATÓN y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a A PROPÓSITO DE UNA TEORÍA DARWINISTA DE LA BELLEZA

  1. Pingback: NÚMERO DIEZ | EL PULIDOR DE CRISTALES

  2. Hola, pues no sabría qué decirte pero quería añadir que cuando observas los rituales de cortejos de algunas aves (esa limpieza escrupulosa de su entorno, esas exhibiciones de su plumaje y cantos) tienes la extraña sensación de que la belleza y su sentido no es sólo patrimonio humano. Belleza porque te hace sentir bien, benefactora 🙂

    Me ha gustado el artículo y su planteamiento.
    Saludos.

  3. Pingback: A PROPÓSITO DE UNA TEORÍA DARWINISTA DE LA BELLEZA II | EL PULIDOR DE CRISTALES

  4. ana dijo:

    No creo en el determinismo; no en cuestiones de arte. El arte, en mi opinión, es una creacción exclusiva del humano. Es una repreentación que necesita, que le evoca, que le recuerda y que alecciona. El hombre primitivo deja una huella como una representación de lo que ve, de lo que necesita, de lo que le puede, de lo que le subyuga. Mas tarde, se da cuenta de que la misma representación, cobra alma por sí misma, y la da pábulo para hacerla una y otra vez, como reflejo de sí mismo, de la realidad que le sostiene y le atemoriza. Y, viéndola allí, representada, puede acometerla con más precisión. Se convierte en otra cosa más, pero que, lejos de amenazarle, le ayuda, le simplifica y entonces la adora.
    A partir de ese gran descubrimiento, el arte tendrá un sentido por sí mismo, e irá evolucionando con la cultura en cuestión. Será un mundo independiente, en representación de cosas tangibles y de intangibles. El arte, así concebido, nunca abandonará al hombre. Por eso lo quiere, por eso se esfuerza en perfeccionarlo y hacerlo cada vez más puro, limpio, representativo.
    Cada cultura produce su arte, e incluso hay patrones que llegan a ser universales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s